Saltar al contenido

Analítica Web para la Página de Producto

07/06/2019
Analítica Web para la Página de Producto

Una página de producto, como aprendimos unas páginas atrás, debe cumplir ciertos objetivos primarios.

Atendiendo a esos objetivos, contamos con distintas métricas y metodologías de medición que utilizaremos para analizar el rendimiento de nuestra página.

De acuerdo a los objetivos que queremos alcanzar, podemos diferenciar diversas métricas que nos ayudarán en varias tareas, como identificar puntos de mejora, por ejemplo.

  • Efectuar una compra o realizar un pedido. En el ámbito de las compras, disponemos de una diversidad de métricas y alternativas de analítica cualitativa que son precisas para averiguar cómo el usuario navega en nuestra página de producto.

– Inclusión de código de ecommerce. Si tenemos un comercio electrónico y usamos Google Analytics, es necesario incluir el código de comercio electrónico en la página de confirmación de compra. La inserción de este código servirá para saber cuáles son aquellos productos que más se venden, los importes, etc.

– Tracking de eventos para medir los clics. El tracking, en Google Analytics, sirve para conocer con qué componentes el usuario ha llevado a cabo una interacción, es decir, en cuáles ha pinchado. Si el objetivo de nuestra página de producto es de compra y los usuarios no pinchan en los botones de compra, o bien hay un fallo en la conceptualización, o bien el artículo que estamos ofreciendo tiene un precio que no convence.

– Objetivos de URL. En el caso de que no usemos el código de comercio electrónico o si deseamos obtener información añadida, podemos echar mano de los objetivos de URL para averiguar la cantidad de usuarios que avanzan pasos en el proceso de compra. De esta manera, podremos evaluar si este es eficaz.

– Mapas de movimiento de ratón o scrollmaps. Estos nos brindan información de utilidad acerca del comportamiento del usuario, pues nos permiten conocer cómo está interactuando el usuario en el sitio. Esta información nos ofrecerá un contexto para comparar con aquella que nos llega de las herramientas de analítica cuantitativa.

  • Mandar un formulario. En este caso, normalmente se emplean los objetivos de URL, los cuales nos permitirán conocer el ratio de conversión de un formulario. Si este se manda a través de AJAX, que no brinda una URL distinta, lo mediremos con una URL virtual por un evento onclic en el vínculo o un javascript y realizar la configuración de esta URL virtual como un objetivo de URL convencional (si disponemos de Google Analytics).
  • En el caso de un objetivo de descarga o bien de clic, se suele usar el tracking de eventos, pues esta métrica permite saber cuáles son los clics que mejor funcionan. Luego, podremos configurar dichos eventos como objetivos.
  • Si los objetivos se relacionan con la visualización de contenidos, utilizaremos las métricas cuantitativas básicas. Hablamos del porcentaje de rebote (que es un indicador de transacción entre contenidos), así como el tiempo que el usuario permanece en la web. En la métrica de tiempo de permanencia, habría que adecuar el código de Analytics, ya que, de esta forma no se atribuirá el rebote del 100% a un contenido si el usuario permanece en él más de medio minuto.

Lo más importante (sea lo que sea que estamos midiendo y de la forma que sea) es disponer de elementos que nos ayuden a evaluar el rendimiento de una página de producto. Atendiendo a esta observación, podremos plantear una hipótesis, llevar a cabo una acción probar su efectividad y, si logramos un resultado bueno, aplicar esa modificación.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar