Saltar al contenido

Buscar ayuda en marketing o trabajar solo

07/05/2020
Buscar ayuda en marketing o trabajar solo

1.- Decidir si necesitas ayuda en marketing

A medida que tus esfuerzos de marketing se ponen en marcha y el negocio sigue creciendo, lo más probable es llegar a una encrucijada en la que es hora de contar con más ayuda.

Sin importar lo bueno que seas haciendo marketing, es probable que haya algunas áreas en las que sea mejor que en otras. Valora mucho la idea de especializarte.

La realidad es que no puedes ser el mejor actor, comparador de medios, diseñador y creativo al mismo tiempo, y tampoco lo quieres ser. Tus habilidades podrían ser mejores en levantar nuevos negocios o la gestión de proyectos o incluso la creación de la próxima gran idea.

Pero si estás operando en un equipo pequeño o incluso solo, eres muy consciente de que solo tienes 24 horas al día.

A pesar de la posibilidad de renunciar a dormir y trabajar hasta altas horas de la noche, no es suficiente tiempo en el día para hacerlo todo.

Una cuestión importante que se ve muy a menudo son las empresas pequeñas que llevan a cabo demasiado tiempo antes de contratar su ayuda profesional. Es posible que solo necesites la ayuda ocasional de un diseñador o redactor o incluso un programador web. Buscar ayuda exterior es como la mayoría de los negocios, invierte, el tiempo es todo.

Si te metes demasiado pronto o esperas demasiado, las cosas no van siempre a resultar a tu favor, así que vamos a hablar de los mejores momentos para contratar a un profesional.

En primer lugar, en cualquier momento en el que estés creando una pieza de marketing de larga vida, un logotipo o una página web, o tal vez estás abriendo una venta de copias, no estoy sugiriendo que no tengas las habilidades, tiempo o voluntad de aprender, pero sí tienes miles de cosas en tu cabeza. Este es un gran momento para invertir en asistencia profesional. El coste será más alto, pero también vas a tener una pieza que será de utilidad durante mucho tiempo, lo que ayuda a justificar el gasto.

A continuación, en cualquier momento en el que pones un dinero significativo en una inversión de marketing, si vas a gastar una gran cantidad en una campaña y te sientes indeciso acerca de tus habilidades, casi siempre vale la pena el seguro adicional de traer a un especialista competente y cualificado. Podría ser un profesional certificado en AdWords, un consultor de marketing o incluso una agencia de relaciones públicas.

Por último, cada vez que el coste de oportunidad sea alto, lo que queremos decir es que si puedes gastar tu tiempo de forma más inteligente haciendo que las cosas lleguen a término, es el momento de contratar ayuda. Podría ser a corto plazo, llegar al final, pero no tan pronto como tengas el tiempo libre para recoger la pelota en otra cancha y avanzar mejor.

Así que, una vez que has decidido que necesitas ayuda, ¿a quién vas a llamar?

Vamos a empezar hablando de los diseñadores.

A los efectos de marketing, existen tres especialidades:

  • Diseñador de logotipo: Busca los diseñadores de logotipo que tengan un portfolio dedicado al arte del diseño de logotipo y encuentra uno cuyo estilo realmente te identifique.
  • Diseño de impresión: Un diseñador de impresión va a entender las complegidades de trazar diseños que estén listos para imprimir. Muchos diseñadores están familiarizados con los requisitos para el envío de materiales como tarjetas postales y tarjetas de presentación, así que escoge alguien cuya cartera sugiera que hayan hecho ese trabajo.
  • Diseño web: Un diseñador de páginas web está especializado en la creación de tu identidad en tu página web. Realmente un diseñador está separado de un programador. El diseñador tiene las habilidades para diseñar una web que se ajuste y sea fiel a tus directrices de marca y puede que tenga a un programador que pueda conseguir convertir su trabajo en código.

Más allá de los diseñadores, puede que busques un redactor para ayudarte a crear titulares, anuncios de texto y material para tus folletos impresos o página web.

Si vas a querer un vídeo, una presentación multimedia o estás trabajando en un anuncio de televisión, estarás en busca de un productor o de un videógrafo comercial. Muchas cadenas de televisión locales ofrecen una producción libre como parte de tu anuncio comprado, pero ten en cuenta que la calidad va a ser igual que en cualquier anuncio de televisión local.

Y, por último, siempre existe la posibilidad de establecer una relación con una agencia o empresa de marketing que tiene varias personas trabajando bajo el mismo techo.

La verdad es que hay un sinfín de opciones y puede ser un reto encontrar el ajuste correcto. Tómate tu tiempo para revisar tus carteras, hablar con tus antiguos clientes y asegurarte de recibir una propuesta completa y tener un contrato.

2.- Marketing como un equipo unipersonal

Si solo te encargas tú de manejar el marketing de tu empresa, es probable que tengas una lista de tareas bastante sobrecargada. Incluso con un presupuesto que te permita contratar ayuda, también necesitas tiempo para gestionar y controlar esa ayuda, tiempo valioso e irrecuperable que podrías invertir en otras cosas de mayor valor.

Si te sientes identificado con lo anterior, déjanos darte algunos consejos:

  1. Asegúrate de priorizar metas de marketing medibles y alcanzables, pero piensa de forma realista acerca de ellas. Por ejemplo: si tu meta es convertir más visitas en clientes, asegúrate de tener visitas de calidad en primer lugar. Tu meta puede que no sea alcanzable con tus patrones de tráfico actual, así que, en lugar de mejorar tu tasa de conversión, deberías priorizar adquirir tráfico.
  2. Minimiza tu actividad en redes sociales si la interacción es baja, esto quiere decir que, si tus publicaciones en redes sociales tienen muy poca interacción, haz un pozo y sepúltalo. Redes sociales es un canal con muchísimo potencial, pero solo si lo utilizas en el momento adecuado. Siéntete cómodo con la idea de cancelar lo que no funciona y seguir adelante. Esto puede sonarte fuera de las buenas prácticas, pero la realidad es que manejar efectivamente tu presencia en redes sociales requiere una enorme inversión de tiempo y recursos, requiere un enorme esfuerzo publicar contenido de calidad con frecuencia. Si tienes la suerte de promocionar tu marca profesional, digamos, si eres un fotógrafo, en ese caso, sí podríamos hablar de una inversión inteligente. Por lo pronto, focalízate en publicidad de pago en redes sociales y envía tráfico a una landing page. Con esto no queremos decir que debas postergar las redes sociales para siempre, pero es una trampa pensar que con solo publicar unos tips y hacer alguna que otra publicación en Facebook te ayudará a mover la aguja a tu favor. Incluso, ese tipo de prácticas pueden hacerle daño a tu marca.
  3. Analiza tus datos todos los días. Pon tu perfil en Twitter y página de Facebook en modo privado y revísalas cuando tengas tiempo. A partir de ahora, se trata de ser inteligente con tus datos, necesitas sumergirte en los datos cada mañana para asegurarte de que estás tomando las decisiones precisas. Invertir de esa forma tu tiempo te dará frutos a largo plazo.
  4. Aprende de tus errores. Tómate tiempo para revisar tus fracasos, acepta que cometer errores es parte de la curva de aprendizaje y el resultado de intentar cosas nuevas. Sin embargo, es importante que dediques tiempo a entender cuál fue el error y decidir cuál es el siguiente paso a seguir.

Finalmente, practica gestionar de forma eficiente tu tiempo. Es una recomendación, dale una oportunidad al libro de Paul Allen, Organízate con eficacia.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar