Saltar al contenido

El asunto de la newsletter

03/04/2020
El asunto de la newsletter

El asunto del mensaje es tu primera oportunidad para captar la atención de tus lectores y conseguir la apertura de tu campaña. Por esta razón, debes optimizarlo utilizando todos los recursos que tengas a tu disposición.

El objetivo de esta guía es ofrecerte consejos y recursos que te permitan sacar el máximo partido al asunto de tus mensajes. Gracias a la correcta elección del texto y el uso de elementos que te permitan potenciarlo, podrás conseguir mejorar la tasa de apertura de tus envíos de e-mail marketing.

1.- Principios básicos para crear un asunto exitoso

El asunto es la mejor arma para tener éxito en tus campañas de e-mail marketing, ya que es el elemento que en mayor manera condiciona la apertura del e-mail. Un asunto exitoso debe ser breve, mantener una estrecha relación con el contenido del mensaje y resultar atractivo. Cuando crees el asunto de tu mensaje básate en los siguientes principios:

  • Honestidad: No generes falsas expectativas con el asunto de tu mensaje. Si el suscriptor no encuentra lo que prometes en el mensaje estará decepcionado y se sentirá engañado por tu marca.
  • Creatividad: Sé creativo y original en el asunto, crea expectativa. Está comprobado que los asuntos que generan curiosidad al usuario tienen una mayor tasa de apertura.
  • Títulos cortos e impactantes: En vez de utilizar un título convencional del estilo «Newsletter [mes] [año]» escribe asuntos atractivos que inciten a la acción. Recuerda que la longitud del asunto debe tener un máximo de 50 caracteres y para que no aparezca cortado en dispositivos móviles, no debes utilizar más de 30.
  • Palabras prohibidas: Evita palabras tipo gratis, regalo, compra ahora, etc. y no abuses del uso de mayúsculas y signos de puntuación, pueden ser interpretados como spam por los filtros de los proveedores de correo.
  • Remitente: No pongas el nombre del remitente (tu marca, por ejemplo) en el asunto, estarás malgastando un espacio que debe servir para crear un mensaje atractivo, conciso y que llame la atención del usuario.
  • Personalización: Los asuntos personalizados con el nombre del destinatario tienen mayor tasa de apertura, el usuario se siente especial y tiende a abrir más los e-mails.

Además de estos principios básicos, existen una serie de reglas a la hora de redactar el asunto del mensaje que debes tener en cuenta:

  • No pongas una única palabra en el asunto.
  • No pongas en minúsculas la primera letra.
  • No empieces el asunto con FWD o RE.
  • No pongas una dirección web.
  • No uses palabras con más de 8 caracteres.
  • No utilices asuntos inferiores a 10 caracteres ni superiores a 50.
  • No repitas palabras.
  • No escribas en mayúsculas.
  • No abuses de los signos de puntuación y/o caracteres especiales.

2.- Recursos para potenciar el asunto del mensaje

A la hora de crear el asunto de tu mensaje puedes utilizar algunos recursos que te ayudarán a hacerlo más impactante y llamativo:

2.1.- Uso de símbolos

Incluir símbolos en e-mail marketing como por ejemplo, ✪ o ❤, es un gran recurso para hacer más atractivos los asuntos de tus mensajes, pero ¿sabes cuándo es recomendable utilizarlos y cuándo no? ¿Conoces qué símbolos puedes utilizar? ¿Sabes qué símbolos tienen mayor éxito? A continuación te explicamos las claves para incluir símbolos en tus mensajes de e-mail de la manera más efectiva.

Introducir símbolos en la línea del asunto puede captar el interés del receptor. Estudios recientes afirman que los e-mails con símbolos en el asunto tienen mayor tasa de apertura.

Algunas recomendaciones que debes tener presentes son las siguientes:

  • Si insertas símbolos deben estar relacionados con el mensaje del correo, sino pueden provocar el efecto contrario que se busca, que es despertar el interés del receptor y la posterior apertura del mensaje.
  • No abuses con el número de símbolos, pues si lo haces el receptor puede pensar que se trata de correo no deseado y optar por no abrir tu mensaje.
  • No todos los símbolos son compatibles con los diferentes gestores de correo. Por ejemplo, Outlook 2003 y Lotus Notes no pueden mostrarlos. Además, en Outlook.com y iPhone/iPad (iOS) no se muestran los símbolos básicos sino que se sustituyen por ‘emojis’. Por este motivo, es de vital importancia que antes de utilizar símbolos en la línea del asunto hagas pruebas para testar tus envíos. Piensa que si un símbolo no es compatible se mostrará el símbolo ⬜ en su lugar.
  • No todos los símbolos significan lo mismo para todo el mundo. En el momento de elegir cuál poner debes asegurarte de no molestar a ningún destinatario, pues en función de su país o cultura podría resultarle ofensivo.
  • La correcta colocación de los símbolos es vital, puedes ponerlos al principio o al final del asunto (siempre que tenga relación con lo que se dice) o bien puedes sustituir una palabra concreta por uno, pero sé cuidadoso para que el asunto no pierda sentido.
  • Si quieres insertar un símbolo en tu asunto pero no conoces las posibilidades disponibles, puedes visitar Emailstuff o Fsymbols donde encontrarás multitud de símbolos.

2.2.- Hashtags

Muchas personas relacionan los ‘hashtags’ con las redes sociales, pero actualmente se han extendido a una gran cantidad de medios convirtiéndose en una tendencia a la alza dentro del mundo online.

El uso de hashtags en el asunto del mensaje o dentro del propio envío te ayudará a captar la atención del usuario y favorecerá la apertura de tu campaña.

¿Qué puede aportar un hashtag a mis envíos de e-mail marketing?

Las líneas de asunto que tienen entre 6 y 10 palabras tienen mayor tasa de apertura, por ello la brevedad de los hashtags son una gran arma para conseguir la atención de tus suscriptores.

Usando hashtags conseguirás que tus envíos sean exitosos gracias a la brevedad, la intriga que pueden aportar al lector y la conexión personal que éstos crean entre la marca y el usuario.

No olvides que en función de tu público objetivo debes adaptar y personalizar tus campañas para que encajen con su perfil. Precisamente por este motivo, no todos los recursos sirven para cualquier público, por lo que antes de usar hashtags debes valorar si será entendido por tus destinatarios.

Por ejemplo, si haces un envío a personas que no están familiarizadas con los hashtags por cuestiones demográficas como la edad, tal vez lo entiendan como un error. En este caso prescinde de ellos y personaliza tu envío acorde a este perfil, utilizando recursos que entiendan y sirvan para captar su atención.

2.3.- Preencabezado

El preencabezado es el texto que se muestra justo debajo del asunto del mensaje en el listado de mensajes de tu bandeja de entrada. Es uno de los tres primeros elementos que ve tu suscriptor al consultar su correo, por lo que es de vital importancia configurarlo correctamente. Se utiliza para ofrecer un avance del contenido del e-mail y debemos considerarlo como un segundo asunto del mensaje que puede ayudarnos a captar la atención del destinatario.

la principal función del preencabezado es complementar el asunto del mensaje. Teniendo un objetivo tan definido, es curioso ver cómo muchas campañas no se configuran para aprovechar esta funcionalidad. Esto provoca que aparezca por defecto la parte inicial del texto del e-mail que, como norma general, suele ser el texto «Si no puede ver este e-mail correctamente, haga click aquí», una clara manera de desaprovechar el potencial del preencabezado.

¿Qué funciones puedes darle al preencabezado?

  • Interacción con el asunto: Utilízalo como refuerzo del asunto para conseguir un mayor impacto. En este caso jugar con la creatividad te será de gran utilidad. Puedes informar sobre tiempos límites de una promoción, detallar descuentos, entre o tros.
  • Continuidad del asunto: Si en el asunto no tienes suficiente espacio para poner toda la información que quieres comunicar puedes ayudarte del preencabezado para completarla.
  • Soporte informativo: Cuando tu asunto sea poco descriptivo, ayúdate del preencabezado para poner información que ayude a entender el asunto y a describir el contenido del e-mail.

El número de caracteres del preencabezado debe estar entre 60 y 70 como máximo. Ten en cuenta esta limitación y haz pruebas de visualización antes de realizar el envío definitivo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar