Saltar al contenido

Guía de e-mail marketing desde cero

01/12/2019
Guía de e-mail marketing desde cero

1.- Introducción: ¿Qué es el e-mail marketing?

Seguramente habrás escuchado hablar mucho del email marketing, que es una buena herramienta de comunicación para las empresas, que permite entrar en contacto con tus consumidores con un coste muy bajo, que no es necesario un gran despliegue para realizar una campaña… Pero, ¿cómo funciona el email marketing? ¿Cuánto de efectivo es comparándolo con otros medios como la prensa o la radio? ¿Cómo puede tu empresa aprovecharse del potencial de esta herramienta? Estas son algunas de las preguntas que vamos a intentar resolverte en esta guía, un documento que te ayudará a dar los primeros pasos y te proporcionará las claves para empezar a implementar el email marketing en tu negocio.

El email marketing básicamente consiste en mandar comunicaciones a un grupo determinado de personas a través del email. Al contrario que en otros medios como la televisión o la radio, en el email marketing las personas han dado previamente el permiso a la empresa para recibir este tipo de comunicaciones, proporcionándoles su cuenta de correo para que puedan enviárselo. Esto tiene una gran ventaja, y es que se trata de una comunicación comercial menos intrusiva y, por lo tanto, más efectiva.

Con el email marketing podemos llegar a nuestro público objetivo sin necesidad de comprar grandes espacios en prensa o gastar una gran cantidad de dinero en producir un spot de televisión o una cuña de radio. Las diferentes herramientas de email marketing que encontramos en el mercado minimizan estos costes, por lo que mantenernos en contacto con nuestros clientes es mucho más económico y sencillo.

Además, el email marketing te permite tener diferentes listas de suscriptores segmentadas según los criterios que interesen a tu empresa. No sólo hablamos de criterios demográficos como edad, sexo o ciudad de residencia, sino también cuánto tiempo llevan suscritos a la lista, qué intereses tienen, qué campañas han funcionado mejor con ellos… Esto permite enviar mensajes totalmente personalizados, que se adaptan a las preferencias del receptor, lo cual se traduce en comunicaciones más efectivas que tienen un mayor índice de respuesta por parte de la persona que los recibe.

El email marketing permite fidelizar a tus actuales clientes mientras captas otros nuevos.

2.- Establecer los objetivos y crear la estrategia

El primer paso para empezar a implementar el email marketing en un negocio es plantear la estrategia. Toda acción de comunicación debe ir enfocada a cumplir unos objetivos, que tienen que ir en consonancia con los objetivos generales de la empresa. Este punto es crucial, ya que sentará las bases y guiará todo el trabajo posterior. Te recomendamos que te sientes unos minutos a reflexionar sobre este tema y pensar qué es lo que quieres conseguir.

Procesos e-mail marketing

2.1.- Fijar los objetivos

Evidentemente, no cabe ninguna duda de que el principal objetivo de tu estrategia de email marketing es aumentar las ventas. De hecho, este suele ser el principal objetivo de cualquier empresa, pero no te precipites. Hay otro tipo de objetivos que son complementarios y te ayudarán a que tu negocio siga creciendo. Te resumimos algunos de ellos a continuación.

  • Incrementar las ventas: el email puede ayudarte a generar ventas directamente con un único clic.
  • Derivar a los lectores a tu tienda: Las personas pueden descargar cupones que utilizar después en tu tienda física.
  • Dirigir tráfico a tu web: A través de los enlaces, puedes dirigir a las personas a las partes de tu web que más te interesen.
  • Conseguir que los clientes repitan: Mantener el contacto con antiguos clientes y ofrecerles productos similares a los que ya compraron.
  • Permanecer en la mente de los consumidores: Potenciar el recuerdo a través de campañas de email.
  • Abaratar los costes: Otra forma de ganar dinero es abaratar los costes, como el envío de facturas por email en vez de en papel.
  • Incentivar la compra: A través de descuentos, promociones, cupones…
  • Automatizar y reducir tareas administrativas: a través de autorespuestas, links directos a las páginas de información, programación de las campañas…

2.2.- Define tu público

Una vez sabemos dónde queremos llegar, el siguiente paso es definir a qué público nos vamos a dirigir. Si sabemos qué personas son las que van a leer nuestro mensaje, nos será mucho más fácil elaborar el contenido de nuestros emails.

El primer filtro que has de establecer es determinar a tu público dependiendo de las características de tu producto o servicio. Esto te será fácil, ya que nadie mejor que tú conoce lo que estás vendiendo. Una vez lo hayas definido piensa, ¿dónde les puedes encontrar? ¿qué les puedes ofrecer? ¿qué cosas son las que les motivan?

Un segundo filtro vendrá dependiendo de dónde se suscriban a nuestra lista de correo. Si lo hacen durante el proceso de pago, se trata de consumidores. Si se han registrado a través de nuestra web o otros medios, se trata de una audiencia más general (consumidores potenciales). La forma de dirigirnos a uno u otro público será diferente, ya que su compromiso con la marca es totalmente distinto en cada uno de los casos.

Un último consejo. Aprovecha el formulario de suscripción para recabar información relevante sobre tus lectores que te ayude posteriormente a la hora de realizar tus campañas de email marketing. La edad o la situación geográfica, por ejemplo, pueden ser muy útiles dependiendo del producto o servicio que queramos promocionar.

2.3.- Planifica tus contenidos

Crear la estrategia de contenidos también es un punto importante al que debemos dedicarle tiempo. Ya hemos llegado hasta nuestro público, hemos logrado que una persona abra el email y ahora ha llegado el momento de hacer que el mensaje le resulte interesante, le atrape y realice la acción que nosotros queramos.

Ten en cuenta que hay contenidos más comerciales y agresivos, como pueden ser campañas con descuentos o promociones, y otro tipo de contenidos más orientados a generar relaciones con nuestros suscriptores,  proporcionándoles otro tipo de información, como podría ser el caso de una newsletter.

A continuación te detallamos algunos contenidos que podrías incluir en tus envíos, aunque siempre dependerá del público al que te dirijas, los objetivos de la empresa y los productos o servicios que venda.

  • Ofertas y promociones
  • Campaña para presentar un nuevo producto o servicio
  • Newsletter con las últimas noticias sobre la marca
  • Cuestionarios para evaluar el grado de satisfacción del cliente
  • Sugerencias de productos similares a uno que compró con anterioridad
  • Contenidos relacionados con la actividad, por ejemplo, recetas si se trata de una marca de alimentación
  • Guías para principiantes
  • Concursos
  • Resumen con los mejores posts del blog corporativo

2.4.- Determina la frecuencia

El último paso que hay que dar es decidir la frecuencia con la que vas a enviar tus comunicaciones a los suscriptores. Esto es algo que tienes que determinar tú dependiendo de la actividad de tu empresa, aunque nosotros recomendamos que, al menos hagas un envío mensual siempre y cuando tengas algo que decir.

Recuerda que importa más la calidad que la cantidad. Queremos llegar de la forma más efectiva a nuestros suscriptores, dándoles información relevante para ellos. Si tenemos una frecuencia alta y les mandamos información repetida o superflua, lo único que conseguiremos es que nos metan en el filtro de spam o cancelen su
suscripción.

Establece un calendario en el que tengas muy en cuenta determinadas fechas que puedan ser interesantes para tu negocio porque se produce un aumento de la demanda (por ejemplo, Carnaval para un negocio de disfraces) y piensa también en las épocas en la que la gente está de vacaciones y no está tan atenta a su correo.

3.- Crear la base de datos y hacerla crecer

Uno de los activos más potentes que tiene una empresa es su lista de suscriptores. Se trata de gente interesada en tu producto o servicio y que te ha dado expresamente su contacto para recibir información sobre él en el futuro. Esto implica un gran nivel de compromiso por parte del individuo con nuestra empresa, por lo que debemos cuidar cada envío que hagamos.

El primer paso que tenemos que dar es conseguir que una persona se suscriba a nuestra lista. Para ello, deberá estar muy visible en nuestra página web, bien integrado dentro del diseño o bien con un pop up que se mantenga visible durante unos segundos. Pónselo fácil a aquellos interesados que quieren mantenerse informados a través del email.

Por otro lado, dar incentivos siempre da buenos resultados. Ofrecer un descuento en tu tienda online o regalar un ebook gratuito pueden ser una buena forma de hacer crecer nuestra lista de suscriptores. Organizar un concurso también puede ser efectivo, pero ten en cuenta que dependiendo del regalo que ofrezcas, puede que haya gente que se suscriba a tu lista por el premio y no por que tenga interés en tu producto o servicio.

Comprueba también el compromiso de las personas que se suscriban a tu lista a través de la doble confirmación. ¿En qué consiste? Sencillamente se trata de enviar un mail tras haber rellenado el formulario para validar su cuenta de correo. Envía sólo tus comunicaciones a las personas que hayan realizado este paso, ya que son las que de verdad desean recibir tus comunicaciones. De este modo, evitamos molestar a aquellas personas que no quieran recibirlas.

La lista de suscriptores es uno de los activos más potentes que tiene una empresa.

3.1.- El poder de la segmentación

¿Qué tipo de información quieren recibir? ¿Cada cuánto? Invita a los usuarios a que te digan cuánta información de tu empresa están dispuestos a recibir. También puedes preguntar algunos datos básicos como su edad o lugar de residencia con la intención de adaptar mejor las campañas de email marketing que vayas a hacerles llegar.

4.- Escoger la plataforma de e-mail marketing ideal

Escoger una plataforma de email marketing que se adapte a las necesidades de tu empresa puede ser una tarea dura, teniendo en cuenta la cantidad de servicios de este tipo que podemos encontrar en el mercado. Es esencial tener claros los objetivos y qué es lo que esperas conseguir a través de tus campañas de email marketing para determinar qué cliente es el que mejor se adapte a tus necesidades.

Para ayudarte en esta tarea, a continuación señalamos algunos puntos clave que tienes que tener en cuenta para decantarte por una plataforma frente a otra.

  • Facilidad de uso: Lo primero y fundamental que tenemos que tener en cuenta es la usabilidad de la plataforma. Un entorno amigable y un editor WISYWIG completo son necesarios para ahorrarte más de un quebradero de cabeza.
  • Potencia: Puede que al principio no envíes muchos emails, pero a medida que tu negocio vaya creciendo, tendrás que asegurarte que la plataforma sea capaz de cubrir las necesidades que vayan surgiendo.
  • Análisis: Una de las ventajas del email marketing es que podemos tener las estadísticas de nuestras campañas casi al momento. Que la herramienta sea capaz de mostrarte el mayor número de datos de una forma gráfica y que permita
    compararlas con otras campañas anteriores, filtrar los datos, etc. garantiza el éxito de nuestro email marketing.
  • Que sea escalable: Puede que empieces con una base de datos bastante modesta, pero la herramienta debe ser capaz de adaptarse al crecimiento de tu lista de suscriptores por rápido que sea.
  • Que sea integrable: La plataforma debe ser capaz de integrarse con los sistemas que utilices, ya bien sea con los formularios web como con diferentes herramientas de CRM.

Así, es importante escoger una buena herramienta como MDirector para nuestro email marketing. Esta plataforma no sólo permite configurar de manera fácil y rápida el envío de campañas, sino que también es una herramienta potente para gestionar y segmentar nuestros contactos y analizar los resultados y realizar informes.

5.- Estructura básica de un e-mail

Una vez ya hemos dado todo los pasos previos, llega el momento de ponernos en materia y empezar a elaborar nuestro contenido. Es muy importante que tengamos en cuenta cuál es la anatomía de un email y entendamos el cometido de cada una de las partes para poder sacar el máximo partido a nuestros envíos.

Dada la flexibilidad del formato, existen muchos tipos de emails que podemos enviar y seguro que encontrarás muchas plantillas diferentes que se adapten a tus necesidades en cada momento. Por eso, en este apartado vamos a analizar uno de los tipos de emails que más se utilizan: las newsletters.

5.1.- Anatomía de una newsletter

Una newsletter es una publicación distribuida regularmente por email a aquellas personas que están suscritas a ella. El contenido puede variar mucho y puede incluir desde las últimas noticias de una empresa hasta una selección determinada de productos. Tiene una periodicidad establecida y por lo general incluye texto, imágenes y enlaces hacia la página web de la empresa.

A continuación te explicamos por separado cada uno de los elementos que componen una newsletter:

  • Cabecera y logo: para identificar a la empresa que realiza el envío
  • Link «ver versión web»: en caso de que la persona tenga algún problema con su gestor de correo, con este enlace nos aseguramos de que vea correctamente nuestro mensaje.
  • Artículo destacado: es el que recibe el primer impacto y, por lo tanto, es al que daremos más importancia. Haremos hincapié en esta parte, colocando aquí aquello que más queramos destacar o promocionar.
  • Otros artículos: otra información relevante que queremos incluir en nuestro email.
  • Imágenes: incluir imágenes es muy importante, ya que permite captar la atención de una forma muy visual. Eso sí, hemos de tener especial cuidado al utilizarlas, ya que muchos gestores de correo las bloquean por defecto.
  • Separadores: utilizar separadores para discriminar una información de otra es un recurso visual muy útil
  • Botones sociales para compartir: para facilitar la difusión de nuestra información por parte de los lectores.
  • Llamadas a la acción: son muy necesarias y sirven para que el destinatario realice una acción concreta, como comprar el producto o visitar nuestra página web.
  • Pie del mail (o footer): espacio posterior en el que colocaremos los datos de contacto y más información de la empresa
  • Datos de contacto: son datos sobre el emisor y cómo ponerse en contacto con él.
  • Perfiles sociales: para que la persona pueda seguir a la empresa en las redes en las que esté.
  • Botón para darse de baja: es obligatorio, por si el usuario no desea recibir más emails nuestros.

Y aquí puedes ver gráficamente cómo sería la estructura básica de una newsletter. Ten en cuenta que no se trata de algo fijo, sino que va variando según las diferentes plantillas, no obstante, hay unos elementos básicos que casi siempre suelen estar presentes.

Estructura de una newsletter

6.- ¿Cómo elaborar un buen contenido?

En una campaña de e-mail marketing entran en juego multitud de elementos, pero sin duda, el más importante de todos, es el contenido. Ser capaz de elaborar un buen contenido, que resulte útil a los suscriptores, los atrape y los lleve a la acción es la clave para que nuestro mensaje llegue a buen puerto.

A continuación, vamos a darte algunos consejos que puedes seguir para elaborar e-mails efectivos.

6.1.- La importancia de un buen asunto

Nuestro principal objetivo es hacer llegar nuestro mensaje a los receptores. Si los usuarios no abren un e-mail, esta información se pierde, por lo que debemos destinar un gran esfuerzo a la hora de redactar el asunto de nuestro envío, que será el primer impacto con el que el usuario se encontrará en su bandeja de entrada.

La diferencia entre «Newsletter de marzo» y «Te traemos una sorpresa con nuestra newsletter de marzo» parece clara. Las promociones o descuentos suelen ser una buena razón para conseguir que el lector para que abra el e-mail y se interese por su contenido, así que aprovéchalos siempre que puedas.

La creatividad en este sentido también puede jugar un papel importante. Genera sorpresa o utiliza el humor para atrapar al lector. Pero ten en cuenta que el asunto debe ir siempre en concordancia con el contenido del e-mail. De nada sirve malgastar mucha energía buscando un asunto original si el resto del envío no sigue la misma línea. Esto solo genera frustración en el lector y se puede convertir en una mala imagen para la marca y rechazo a la hora de leer nuevos e-mails.

6.2.- Los primeros píxeles del e-mail

La parte superior de los e-mails es conocida normalmente como cabecera. Presta especial atención en utilizar elementos reconocibles por tu audiencia para que identifiquen rápidamente a tu empresa. El logo y tus colores corporativos deben ser los protagonistas de esta sección.

Justo debajo de la cabecera encontramos el espacio con mayor importancia del e-mail. Es la primera información que leerá el destinatario, por lo que podemos aprovechar para emplazar aquí aquello que queramos destacar o promocionar especialmente. Tampoco es mala idea incluir aquí una llamada a la acción para generar una compra o que visiten nuestra página web para ampliar la información que les proporcionamos.

6.3.- El cuerpo del e-mail

Es la parte en la que el contenido es el mayor protagonista y puede contener diferentes artículos o productos. Éste es el espacio en el que debemos atrapar al lector, conseguir que continúe leyendo y llevarlo a la acción.

Juega con las imágenes y el texto, utiliza negritas para destacar las palabras clave y tipografía más grande para los títulos. Sé visual y ordenado, que tu mensaje resulte atractivo y fácil de leer. A nadie le gusta leer textos engorrosos o mal distribuidos.

Por último, intenta ser concreto y recuerda que «lo que no suma, resta». Es preferible escribir poco y proporcionar enlaces para que aquellos que deseen más información puedan ampliarla, que resultar pesado y que acaben cerrando el e-mail abrumados por tanto texto.

El contenido es el rey de nuestra estrategia de e-mail marketing.

6.4.- El pie del e-mail

La parte inferior del e-mail es también conocida como el pie y es el lugar en el que se coloca la información referente al emisor del mensaje y los datos de contacto por si el suscriptor tiene alguna duda. Tampoco es mala idea incluir en esta sección los perfiles sociales donde está presente la empresa para mantener relación con sus clientes por esos canales también.

7.- 10 consejos de e-mail marketing para principiantes

Llegados a este punto, puede que ya te hayas lanzado a crear tu estrategia de e-mail marketing. Te hemos hablado de todos los pasos necesarios para empezar a aprovechar todo el potencial de esta herramienta de comunicación que puede ayudarte a aumentar las ventas de tu negocio.

En este apartado vamos a darte algunos consejos para que consigas empezar con buen pie y sigas mejorando tus resultados, avanzando y afianzando así tu relación con tus suscriptores.

  1. Piensa en móvil: El número de e-mails abiertos desde el móvil no ha parado de crecer en los últimos meses. Aprovecha el potencial del móvil y utiliza diseños que puedan verse bien en estos dispositivos (conocidos como «responsivos» o «responsive»). Si un usuario abre un e-mail en su smartphone y no puede ver su contenido, estás desaprovechando una gran oportunidad.
  2. Utiliza llamadas a la acción: Una vez has captado el interés e un usuario y has conseguido que abra tu e-mail, el siguiente paso es obtener una respuesta. Utiliza llamadas a la acción y destácalas con colores, imágenes y un copy atractivo.
  3. Realiza pruebas y tests: La mejor forma para determinar si el diseño y el contenido de tu e-mail es efectivo es realizar pruebas y analizar los resultados. Realiza tests antes de mandar tus campañas para optimizar tus mensajes y obtener mejores resultados.
  4. Aprovecha las analíticas: Las plataformas de e-mail marketing te proporcionan información muy valiosa sobre los resultados de tu campaña. Analiza el comportamiento de los suscriptores ante tus mensajes y qué elementos funcionan mejor que otros.
  5. Personaliza el contenido: El e-mail marketing permite tener información sobre los receptores a los que les vas a enviar el mensaje. Aprovéchala para personalizar el envío con su nombre o adaptar el contenido a sus gustos o preferencias.
  6. Segmenta tu base de datos y no la descuides: No todo el mundo tiene los mismos gustos e intereses. Segmentar a tus usuarios te ayudará a que tus mensajes sean más efectivos.
  7. Utiliza el e-mail marketing para que tus clientes repitan: Refuerza la acción de venta a través de descuentos para su próxima compra, sugerencias de productos relacionados o complementarios al que han comprado o promociones y ofertas personalizadas.
  8. Haz que compartir sea fácil: A través de botones para difundir en redes sociales o un link para «enviar por e-mail a un amigo». De esta manera, tus suscriptores se convierten en prescriptores de tus contenidos y los hacen llegar al resto de sus seguidores.
  9. Cuida la calidad de tu contenido: Presta esencial atención al diseño y la redacción de tus contenidos, pero sobre todo crea contenidos útiles e interesantes para tus lectores.
  10. Fideliza a tus clientes: El e-mail marketing es más que una herramienta de venta, también es un canal para establecer relaciones con tu público. Ofrece otros contenidos como concursos, felicitaciones de cumpleaños, etc. para influir en la imagen que ellos tienen de tu empresa.

Los pequeños detalles marcan la diferencia. Cuídalos.

8.- 10 errores a evitar en e-mail marketing

Queremos acabar esta guía dándote algunas indicaciones sobre aquellas cosas que debes evitar hacer a la hora de crear una campaña de e-mail marketing. Nuestros e-mails compiten con gran cantidad de correos en la bandeja de entrada, así que hemos de evitar cometer algunos errores a la hora de dirigirnos a nuestros suscriptores.

Dedica unos minutos a leer estas indicaciones para evitar cometer algunos de los fallos más comunes en e-mail marketing:

  1. No utilices imágenes solamente: Ten en cuenta que cerca de un 60 % de los clientes de e-mail bloquean las imágenes por defecto, así que si diseñas tu mensaje únicamente con imágenes, gran parte de tus suscriptores no verán el contenido.
  2. No utilices solo texto: Las imágenes ayudan a captar la atención de los lectores y sirven para mostrar tus productos y servicios de una forma más atractiva. No desaproveches la oportunidad de utilizar imágenes atractivas que te ayuden a conseguir tus objetivos.
  3. Evita las faltas de ortografía: Los errores en el texto transmiten una imagen poco profesional y repercuten en la percepción que tus suscriptores tengan de tu empresa. Revisa los textos siempre antes de apretar el botón de «enviar».
  4. Presta atención a la política de privacidad: Intenta cumplir los requisitos legales, como una forma de expresar tu compromiso con la privacidad y la protección de la información personal de tus suscriptores.
  5. Incluye un botón para dejar de suscribirse: Cualquier persona que quiera dejar de recibir tus correos debe ser capaz de hacerlo de una forma rápida y sencilla.
  6. Planifica un calendario: Presta atención al día de la semana en el que envíes tu e-mail. Analiza las analíticas de tus suscriptores y observa qué días son los que se genera un mayor índice de apertura. Esto ayudará a aumentar la efectividad de tus envíos.
  7. No descuides el asunto: Ya te hemos hablado de la importancia del asunto como un elemento crucial para la apertura del correo. Trabájalo y obtendrás grandes resultados.
  8. No escribas solo en mayúsculas: Utilízalas solo donde son necesarias, resultan muy agresivas y da la sensación de que estés gritando mientras se lee.
  9. Evita utilizar colores extraños: Experimentar con los colores puede hacer que sacrifiques la legibilidad de tu mensaje. Ten esto en cuenta a la hora de realizar combinaciones cromáticas.
  10. No utilices fórmulas como «estimado amigo»: Tienes los nombres de tus suscriptores, personaliza los mensajes y verás cómo obtienen una mayor respuesta.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar