Saltar al contenido

Oportunidades publicitarias para pequeñas empresas

07/05/2020
Oportunidades publicitarias para pequeñas empresas

1.- Implementar marketing online

Me encantaría que pudiéramos tener una conversación exhaustiva en lo que respecta a todas las oportunidades de marketing a las que te podrías enfrentar. Pero la verdad es que te has preparado lo suficiente como para saber y desentrañar todas y cada una de las oportunidades por tu cuenta.

Lo que quiero hacer en su lugar es tomar algún tiempo para centrarnos en las tres grandes oportunidades para las pequeñas empresas en marketing. Esto nos da la oportunidad de cavar un poquito más en profundidad y mirar las cosas más de cerca.

Comencemos con el marketing online: Internet está transformando la manera en que la gente compra productos y servicios. Y ahora, con Internet en el móvil, esa experiencia está en todas partes. Esto pone al cliente a cargo del proceso de compra. Están armados con los recursos para llevar a cabo una investigación, comparar opciones, compartir lo que encontraron e incluso pedir a sus conocidos recomendaciones, todo digitalmente. Y a menudo, esto sucede simultáneamente.

Lo que antes era la norma en el marketing, ahora está tomando un asiento trasero en su contraparte en línea. La imprenta está disminuyendo su número de lectores, la gente está dejando de lado la televisión por cable por los shows on demand de las compañías como Netflix y estamos incluso distraídos con un mensaje de texto de nuestra tienda online favorita mientras caminamos por las calles. Así que echamos de menos esos anuncios en ventanas y al lado el de las paradas de autobús. La música en streaming ha reemplazado la radio y el pagar los servicios elimina la publicidad que puede interrumpir nuestra experiencia. Las páginas amarillas incluso han sido reemplazadas por Google Local y Yelp, donde el consumidor puede ver comentarios e imágenes de la empresa. E incluso en negocios tradicionales, las personas están sosteniendo sus teléfonos escaneando códigos de barras, persiguiendo ofertas y decidiendo si es más barato comprar en línea.

Como negocio, necesitas sobresalir en línea. No estoy diciendo que otros canales estén muertos pero el marketing online es, sin duda, el que está liderando la carrera. Con tantos puntos de acción del usuario, lo que parece ser una cantidad interminable de canales, el marketing en línea puede sonar un poco abrumador. Ahora las probabilidades son que tengas movimiento en tu sitio en línea. Estás enviando correos electrónicos porque es gratis, tienes una página en Facebook y una cuenta en Tweeter porque son gratuitas también. Es posible que hayas colocado una lista local en Google, te hayas añadido a ti mismo en algunos directorios y escrito un artículo en un blog o dos probablemente, justamente porque es gratis. Ahora bien, ese es un gran punto de partida, pero voy a animarte a investigar realmente el poder de la publicidad en línea. La idea de gastar dinero en anuncios dirigidos específicamente.

La publicidad en línea es increíblemente poderosa. Puedes dirigirte a un público específico y luego realizar seguimiento de los resultados. Tendrás la oportunidad de saber con seguridad si estás generando un retorno. Si supieras que puedes gastar 50 € para hacer 100 €, ¿no harías eso todo el día, todos los días? A todos nos gustaría que fuese así de fácil, pero la realidad es que vas a perder un poco de dinero al principio. La publicidad online es un medio que tú puedes controlar, tienes la oportunidad de ubicar al cliente ideal con un mensaje que has demostrado que funciona en el momento en el que son más propensos a comprar.

Y el punto de partida para tu publicidad en línea va a ser cualquier campaña que motive al lector a darle tu información. Se trata de un intercambio de bajo riesgo por parte del consumidor. Tal vez actives un anuncio para obtener un anuncio de yoga gratis, una guía para el aseo del perro, una consulta gratis de 10 minutos y así sucesivamente. Tú quieres negociar la expectativa de información para poder alimentar esa expectativa a través de formas más baratas de comercialización. Los correos electrónicos y llamadas telefónicas son una gran manera de convertir esos prospectos en clientes potenciales. Te permite obtener más de su atención en el tiempo.

Te recomendamos tomar esa estrategia de dos pasos, ya sea a través de anuncios de Google Adwords o de Facebook. Ambas son plataformas excepcionales para publicidad de pago por clic y muchas pequeñas empresas ven en enorme retorno de inversión en su estrategia apropiada.

Aunque seas un gran fan de las redes sociales, blogs o marketing de contenidos, te sugerimos que saques tu dinero e inviertas en algunos anuncios de calidad en línea.

2.- Personalizar con correo directo

Podrías estar pensando: Espera, ¿realmente vamos a hablar de correo directo? Sí. Contrariamente a la creencia popular, la publicidad directa o por correo está viva y coleando, no está muerta de ninguna forma.

El correo directo no solo está dirigido, pero cuando se hace correctamente, para aquellos en las industrias correctas, ofrece un retorno de la inversión muy interesante.

El correo directo es grande porque puedes empezar poco a poco, probar varios mensajes publicitarios y ampliar una vez que ya hayas identificado la combinación adecuada.

Lo que también es fantástico es que si un anuncio trabaja en el correo directo puedes suponer que será igual de bueno en un anuncio en un periódico o en una campaña de e-mail.

El correo directo también es altamente personalizado. Con la tecnología actual puedes aprovechar impresión variable para ajustar tu material en marketing, basado en el barrio, género, demografía y así sucesivamente.

La personalización es el próximo gran movimiento en marketing y la mayoría de los vendedores se han centrado en la personalización en línea. Sin embargo, la verdad es que la personalización en el correo directo ha estado alrededor por un tiempo y no hay razón por la cual no la puedas aprovechar. Es un riesgo tan bajo en formato de respuesta de publicidad tan rápida…

Y ahora tú puedes manejar toda la campaña desde la comunidad de tu ordenador. Empezarás por elaborar una lista de correo ideal, echar un vistazo a tus segmentos de clientes y ver si puedes comprar una lista de prospectos que respondan a esos perfiles. Hay una enorme cantidad de vendedores en Internet, así que ten cuidado y haz tu investigación para asegurarte de que estás recibiendo una fuente de datos de calidad y de un proveedor confiable.

Una vez que tengas una lista, tienes que crear tu promoción. Si quieres algo de inspiración en el correo directo puedes visitar jgmanheimer.com. George es uno de los grandes nombres de la redacción de correo directo y tiene unos recursos gratuitos que pondrán tu creatividad a fluir. Si necesitas una fórmula, sin embargo, para empezar, nuestra sugerencia es que empieces con un saludo personalizado, luego usa un tipo de letra grande para plantear el problema. Quieres que tus lectores sepan que tú identificas el problema que enfrentan. Ahora, a diferencia de otros tipos de anuncios, aquí no tenemos que ser concisos, ésta es una carta y tienes tiempo para presentar tu caso. Tus primeras frases deben ser un borrador del problema que enfrenta el usuario y el impacto que está teniendo en su vida o negocio. A partir de ahí, tendrás que pintar un cuadro de cómo son las cosas sin este problema. Estás trabajando con un ángulo emocional en esta etapa. A continuación, esboza tu solución, muestra tu propuesta de valor y luego trata de inmediato sus objeciones. Hay que asumir que van a objetar después de presentar tu solución. No te vayas por las ramas, ataca las objeciones de frente y a partir de ahí dales una llamada a la acción y una razón para tomarla. Afirma esa llamada a la acción tal y como hemos comentado anteriormente.

Y como es muy típico en el correo directo, asegúrate de incluir una post data. A menudo, los vendedores se refieren a esto como segundo titular, porque todo el mundo parece leer las post datas. Posiblemente porque nadie se puede resistir a saber qué dicen. Aprovecha esta sección para volver a repetir tu oferta.

Tómate tu tiempo para valorar si el correo directo se ajusta a tu presupuesto. Prepara una carta convincente y asegúrate de tener una forma única para hacer el seguimiento de las respuestas o bien un número de teléfono personalizado o una url única.

3.- Ejecutar una campaña de relaciones públicas

Cuando hablamos de las relaciones públicas, nos referimos a la acción de mantener una imagen positiva de tu compañía. Típicamente, es ser proactivo, pero en algunas situaciones es reaccionar de manera apropiada a varias equivocaciones. Luego, está el acto de la obtención de menciones positivas en los periódicos, revistas y par blogs en línea.

Para muchos, las relaciones públicas suenan a gratis, pero una gran cantidad de planificación y esfuerzo pasa detrás de la escena antes de que puedas aterrizar en una mención de esas características.

Las relaciones públicas tienen que ver con el desarrollo de una historia, hacer y mantener contacto con los medios, y tener éxito cuando se trata de vender esa historia. Es mucho trabajo, pero muchas veces los retornos valen bien el esfuerzo. Un anuncio de página completa en un blog o una revista que frecuenta tu mercado objetivo podría costar más de 1000 €, pero una historia en la misma publicación solo te cuenta el tiempo y energía de hacerlo y obtienes un beneficio adicional, cuando un lector se encuentra con tu marca, son más propensos a creer en la historia ya que fue escrita por un tercero.

Ahora bien, no te emociones mucho, obtener una mención es una tarea muy difícil y va a requerir una planificación cuidadosa y un poco de creatividad por tu parte.

Vamos a separarlos en tres pasos para empezar:

El primer lugar, escucha. Quieres identificar a los periodistas o bloggers que son influyentes en tu mercado objetivo. Lee lo que escriben, síguelos en Twitter, comprueba si estáis conectados en LinkedIn y empieza a evaluar qué captó su atención.

A continuación, aproximación. Encuentra una forma de iniciar conversaciones con periodistas o bloggers e invierte en comentar en sus artículos, retuitea sus tweets y crea oportunidades de discusión. El objetivo aquí es no vender nada, solo construir un verdadero interés y tratar de establecer una conexión. A partir de ahí, lanza un golpe suave, no tires una nota de prensa, en su lugar, menciona algo que pensaste que sería interesante para ellos, basado en lo que sabes acerca de ellos, átalos suavemente a tu empresa. Pero, no des un discurso demasiado exagerado, a los periodistas les llegan todo el tiempo notas, pero eso no quiere decir que estén interesados. Ellos necesitan historias, y si la tuya es buena y el tiempo es el correcto, te pueden escuchar.

Si te quedas corto, está bien, siempre puedes considerar la contratación de una empresa de relaciones públicas ya establecida o que tengan ya relaciones con periodistas. O incluso puedes decidir sobre la distribución de tu propio comunicado de prensas y compartirlo tú mismo.

Con todo el mercado de contenidos pensado en línea, es un valioso canal para aprovechar.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar