Saltar al contenido

Optimización de las Páginas de Productos – Introducción y Objetivos

07/06/2019
Optimización de las Páginas de Productos - Introducción y Objetivos

La página de producto de una web es aquel espacio en el que el usuario accede para realizar su compra, descargarse o visualizar un archivo, etc. En definitiva, es aquel lugar en el que va a alcanzar el objetivo que le llevó a entrar en el sitio web.

La página de producto es aquel sitio de la web al que deseamos que llegue un usuario cuando está en nuestro sitio web.

Y es que la función de los otros tipos de página (tales como la home o las páginas de categorías) es conducir al usuario al producto en concreto, de modo que este interactúe con él y con los complementos que le harán llegar a que se materialice el objetivo.

Clases de página de producto y objetivos

Una web puede tener gran variedad de objetivos, aunque siempre habrá un conjunto de propósitos primarios y otro formado por los secundarios.

En principio, y atendiendo al tipo de web, podemos señalar que hay un grupo de objetivos primarios. Estos son:

  • Efectuar una compra. Este objetivo supone para los usuarios realizar ciertas acciones que finalizan con el pago y adquisición del producto. Se trata del objetivo primario de todo ecommerce, sea del tipo que sea (B2B, B2C, B2A…).

Mandar un lead o formulario de contacto. Un formulario supone que el usuario rellene los campos y se envíen esos datos, que almacenará el dueño de la web. Se trata del objetivo primario de aquellos sitios web que están orientados a proporcionar un servicio y que el usuario pida información acerca del mismo para que, después, le dirijan acciones comerciales. Lo encontramos en las páginas de producto de ámbitos como la formación, salud, seguros, etc.

  • Registrar nuestra información para la contratación de un servicio o SaaS. Se trata del objetivo primario de aquellos sitios web que se basan en brindar un servicio online y que requieren que el usuario se registre para proceder a la activación de ese servicio, ya sea este gratuito o que suponga un coste. En este caso, la página de producto no sería aquella en la que el objetivo se alcanza, sino la que dirige al proceso de registro.

  • Descargar un archivo. Se trata del objetivo primario de aquellos sitios web basados en la descarga de cualquier archivo, ya sea un PDF, una imagen, etc.
  • Consumir un contenido. Se trata del objetivo primario de aquellos sitios web que ofrecen contenidos, sin que importe su formato o cómo se consuman. Esta categoría agruparía desde la lectura de un contenido hasta el consumo de componentes multimedia. El objetivo, por tanto, sería el consumo de ese contenido.
  • Confirmación de reserva. Efectuar una reserva (booking) implica completar diversos datos, desde información personal hasta aquellos relacionados con las características del viaje o alquiler. En el segundo paso del proceso, esos datos ofrecerán una oferta (como las plazas disponibles) y el usuario seleccionará qué opción le interesa más para pagar esos servicios. Se trata del objetivo primario de aquellas webs de alquiler o reserva de alojamientos, vehículos, etc.

Los arriba mencionados son únicamente algunos objetivos primarios que podrían corresponderse a los propósitos de la mayor parte de sitios web, aunque puede haber otros que se produzcan, por ejemplo, de la combinación de varios de los aspectos anteriores.

Además de objetivos primarios, como decimos, también hay una serie de objetivos secundarios, que funcionan como complementarios. Estos son algunos de los más habituales, sin que importe el tipo de sitio web:

  • Suscripción a las redes sociales ligadas a la web o al RSS.
  • Inserción de información básica para recibir comunicaciones (newsletters, ofertas…).
  • Realización de acciones sociales relacionadas con la actividad de la web, como difundir contenidos, recomendar a contactos, etc.
  • Conseguir que el visitante realice una llamada telefónica.
  • Conseguir que el usuario quiera visitar la tienda física vinculada al sitio web.
  • Recibir un correo electrónico de los visitantes de la web.

Hay que tener en cuenta que estos objetivos que hemos presentado como secundarios podrían ser perfectamente primarios en las páginas de producto, en el caso de que verdaderamente representaran el objetivo primario de una web.

Como objetivo primario consideramos aquellos que son los que posibilitan que se generen los ingresos o bien que se alcancen las metas de negocio.

Otros objetivos secundarios, además de los mencionados, serían aquellos que implican un beneficio objetivo para la web, pero no suponen que se efectúe el objetivo principal. Nos estamos refiriendo a objetivos como una experiencia satisfactoria de navegación, mayor permanencia, etc.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar