Saltar al contenido

Página de Producto – Estructura

07/06/2019
Página de Producto - Estructura

Hay ciertos componentes estructurales que tienen que estar incluidos en una página de producto en todo sitio web, sea este del tipo que sea e independientemente de los objetivos que persiga. Hablamos de elementos tales como:

1. Titular. Se trata de la descripción del producto y se presenta en forma de eslogan o frase descriptiva que sirve para explicar el producto. Si es un producto, sería su descripción; si es un servicio, serían sus características.

2. Subtítulo. Es un texto que complementa a la definición que ofrece el título para situar el producto dentro de un contexto, facilitando la comprensión de dicho artículo.

3. Descripción. Cada uno de los productos tendrá que ir irremediablemente junto a una descripción del mismo en el que se incluyan sus características técnicas, por ejemplo. Debe ser comprensible y, al mismo tiempo, estar presentada de tal manera que logre despertar en el usuario un deseo de adquirirlo. La descripción debe estar redactada adecuadamente e incluir listas, negritas, etc., es decir, todos aquellos elementos propios de la escritura para destacar sus cualidades. Ni que decir tiene que hay que cuidar la ortografía y gramática.

4. Elementos que refuercen la confianza. Todos los productos deberán ir acompañados de elementos que garanticen al usuario que el sitio web es seguro y de confianza. Ya que este tiene que hacer transacciones en él, necesitará asegurarse de que el sitio es de calidad. Este refuerzo de confianza puede venir de la mano de sellos de seguridad en pago online; de otros aspectos que añada el vendedor como entregas en 24 horas, devoluciones sin coste, etc.; o de opiniones de otros clientes. La idea es que se muestren ante el usuario diversos elementos que contribuyan a aumentar su confianza.

5. Llamadas a la acción. Estas deben ser claras y comprensibles. No pueden pisarse unas a otras ni confundir al usuario al pedirle, por ejemplo, que lleve a cabo varias acciones al mismo tiempo. Incluir una llamada a la acción en una página de producto es vital, ya que así el usuario sabrá lo que tiene que hacer en ella.

6. Elementos de interacción. Los elementos de interacción deberán expresar adecuadamente la acción que va a producirse cuando el usuario pinche en ellos. Así, deberán tener aspecto de botones, para que quede claro para qué sirven, y estar visibles, integrados con el resto de componentes de la página, pero bien diferenciados. Lo último que desearemos es que este botón que conducirá a la acción principal genere confusión.

7. Links. Gran parte de las páginas de producto cuentan con vínculos que conducen a otras categorías del sitio web y a información adicional. Los enlaces deben identificarse de forma sencilla (ya sea por su color, tamaño o localización) y tendrán que ser accesibles, pero sin que interfieran en el proceso de compra.

8. Componentes multimedia. Habitualmente los productos se muestran a través de una imagen del mismo producto o de un elemento multimedia que contribuye a su comprensión, como ocurre con los servicios. La calidad de las imágenes y su localización en la página de producto es vital para conseguir que el producto se muestre correctamente y genere deseos en el consumidor. Además, la utilización de imágenes ofrece la ventaja de que podemos ver el producto dentro de su contexto de uso, presentándose de manera comprensible e incrementando el interés de comprarlo.

9. Precio / condiciones de compra. Las condiciones de compra deben mostrarse de manera amigable y comercial, ya que lo último que pretendemos es que provoquen rechazo o resulten incomprensibles para el usuario. Esto es importante sobre todo en el caso de artículos cuyo precio sea superior a 300 euros, ya que en estos están las dudas de los métodos de pago o de la manera de financiarlos. Si se cuenta con esos datos, hay que explicarlo de la manera más atractiva posible.

10. Utilización de los espacios. Es preciso tener en mente el espacio que posee el usuario para interactuar con el producto. En principio, este espacio se enfrenta a la limitación de la resolución de la pantalla del usuario y entran en juego elementos como el scroll, para poder visualizar la totalidad de lo que se muestra. Saber cuáles son las resoluciones más frecuentes entre nuestros usuarios servirá para que les presentemos los productos de manera más optimizada, colocando los elementos más importantes bien visibles para los usuarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar