Saltar al contenido

Primeros pasos y planificación de una página web

11/07/2020
Primeros pasos y planificación de una página web

1.- ¿Cuál es el objetivo de tu página web?

No es ninguna novedad. Más de tres mil millones de personas en todo el planeta tienen acceso a Internet. Ya sea mediante dispositivos móviles o desde el ordenador, todo el mundo está conectado. Esto significa que si tu empresa aún no tiene su web en la red, estás perdiendo la oportunidad de captar muchísimos clientes potenciales.

Sea cual sea tu público objetivo y estés donde estés, es fundamental que tu empresa tenga una web.

Con una web, puedes vender productos y servicios online, posicionarte como líder de opinión en tu sector, generar nuevas oportunidades de venta para tu negocio, llegar a nuevos clientes y conectar con ellos, y darle a tu marca la visibilidad que se merece. Si tener una web es importante, crear una que se ajuste a tus necesidades y sea práctica para los visitantes potenciales tiene que ser tu objetivo definitivo.

A continuación, hablaremos de todo lo que necesitas saber para crear una web que resulte efectiva: desde fijar objetivos alcanzables hasta crear contenido enriquecido que encaje tanto con tus visitantes como con los motores de búsqueda. Repasaremos lo que debes tener en cuenta para vender productos y servicios online. Mencionaremos herramientas que te ayudarán a conseguir los objetivos que te propongas con tu web y te revelaremos consejos y buenas prácticas para que tu web funcione a pleno rendimiento. Porque ahora que te has decidido, queremos ayudarte a que todo salga bien.

2.- Planifica tu web. Fija objetivos concretos

Antes de que nos adentremos en el mundo de la creación de páginas web, hay que desarrollar un plan para que todo salga bien. Incluso si ya tienes una tienda física, llevar tu identidad a la web requiere cierta planificación.

Si tienes claro que quieres hacerte un hueco en la red, primero tienes que definir el objetivo. No basta con decir «Quiero vender online» o «Quiero una web». Es mejor que te preguntes «¿Qué me gustaría conseguir con la web de mi empresa?». Quizás se trate de ingresos o visitas mensuales. Elijas la métrica que elijas, lo importante es que esté alineada con tu marca.

Cuando vayas a establecer los objetivos, no tengas miedo de pasar de los aspectos más pequeños a los más importantes.

Al crear objetivos medibles y alcanzables tienes la posibilidad de comprobar el éxito de la empresa. En vez de decir «Quiero un millón de seguidores en Twitter a final de año», puedes dividirlo en cuatrimestres (y, quizás, empezar con una cifra más pequeña).

¿No sabes por dónde empezar? Considera estos elementos al fijar tus objetivos:

  • Intenta que sean realistas
  • Defínelos con exactitud.
  • Haz que estén alineados con la misión de tu negocio.
  • Asegúrate de que sean medibles.
  • Establece una fecha límite para cada uno.

El objetivo de todo esto no es reprimirte o limitarte en todo lo que puedes lograr con tu empresa (soñar a lo grande tiene mucho mérito). Solo queremos que seas consciente de que, si defines claramente tus objetivos con antelación, puedes llegar a conectar más fácilmente con tu público objetivo.

3.- Define tu público

Por muy tentador que pueda resultar dirigirte a tres mil millones de usuarios online, no es una buena idea. Esos tres mil millones de usuarios son personas únicas, con gustos totalmente diferentes, así que es mejor que te dirijas a aquellos cuyos gustos se alinean con tu nicho de negocio. Es importante ir al detalle en lo que respecta a tu presencia online, porque justo eso es lo que te permitirá conectar con tus clientes potenciales.

Si te diriges a muchas personas, no solo te resultará difícil crear una identidad reconocible, sino que también te costará conseguir que tu público te identifique.

¿Qué tipo de web vas a crear? ¿Quieres que tenga un tono serio o más bien divertido? ¿Vendes esas figuras decorativas que haces u ofreces consultoría legal? Conocer a tu público y adaptar tu lenguaje a sus necesidades mejorará tus posibilidades de conseguir que realicen una acción; es decir, que compren, se suscriban, compartan o cualquier otro objetivo que te hayas marcado con tu web.

Completa los siguientes puntos para hacerte una idea de cómo es tu público objetivo:

  • Edad y género: por ejemplo, mujeres mayores de 20 años.
  • Intereses y pasatiempos: por ejemplo, patinaje.
  • Ubicación general: por ejemplo, norte de Europa.
  • Personalidad y actitud: por ejemplo, divertido.
  • Ocupación y nivel de ingresos: por ejemplo, estudiante universitario, menos de 40.000 € al año.

Esta combinación de información demográfica y psicográfica te ayudará a definir a tu audiencia y te permitirá incluso crear contenido y productos a medida para que pasen a la acción (compren, compartan, se suscriban) más fácilmente.

4.- Despierta el interés de tu público

Digamos que quieres vender en Internet camisetas con estampados personalizados utilizando imágenes y frases graciosas que llamen la atención. ¿Qué piensas hacer para atraer a tus clientes (nuevos y existentes) con tus productos?

  • Opción 1: Descubre nuestra camiseta de mezcla de algodón para hombre. Disponible en 16 colores y 6 tallas (de la XS a la XXL). En la parte frontal incorpora una ilustración de un adorable oso panda estornudando.
  • Opción 2: Tejidas con el cariño que le pondría la abuela de Caperucita a cada una de sus prendas, estas cómodas camisetas resultan muy suaves al entrar en contacto con la piel durante las 24 horas del día. Y gracias al estampado del adorable oso panda en la parte delantera, te convertirás en el centro de todas las miradas.

¿Cuál crees que preferiría tu público? ¿Por qué visitan tu web? Y, lo más importante, ¿qué opción animará más a tus clientes a llevar a cabo una acción? Cada negocio es distinto, así que no tengas miedo de probar diferentes métodos hasta encontrar el más adecuado para ti.

5.- Elige un nombre de dominio

Elegir un dominio para tu proyecto no es una decisión que deba tomarse a la ligera. Tanto si estás empezando con un nuevo negocio como si ya tienes una empresa en pleno desarrollo, una cosa está clara en ambos casos: tu dominio debe representar a tu  marca. Y teniendo en cuenta que hay más de mil millones de webs en Internet, encontrar el dominio perfecto puede ser todo un reto.

No te limites a buscar únicamente dominios .com. Hay cientos de extensiones de dominio interesantes, por ejemplo, relativas a la ubicación o al sector, que te ayudarán a dar con un nombre perfecto que represente quién eres, qué haces y desde dónde.

Si vas a lanzar una tienda online, optar por una extensión como .shop o .store puede ser buena idea. ¿Eres abogado? Prueba dominios del tipo .legal. ¿Juegas en un equipo de fútbol? Prueba con la extensión .club. ¿Una tienda de ropa? Quizás puedas aprovechar la extensión .moda. Tienes mucho para elegir entre estas nuevas extensiones de dominio de nivel superior genérico (gTLDs, por sus siglas en inglés).

Para ser efectivo, un dominio debe conseguir, sobre todo, lo siguiente (sin importar la extensión que elijas):

  • Proteger tu marca.
  • Representar fielmente quién eres y lo que haces.
  • Despertar el interés de tus visitas.

Ahora echemos un vistazo a algunos consejos útiles para elegir el dominio perfecto.

6.- 10 consejos para escoger el dominio perfecto

  1. Fácil de escribir: No queremos que tus visitas se vayan a otra web porque hayas elegido, por ejemplo, una palabra demasiado compleja y difícil de escribir.
  2. Corto: Lo de «Supercalifragilisticoespialidoso» se lo dejamos a Mary Poppins…
  3. Con palabras clave: Si es posible, incorpora el producto o servicio que ofreces.
  4. La localización importa: Piensa si añadir o no el elemento de al geolocalización en tu estrategia de dominio.
  5. Evita números y guiones: No se suelen utilizar tanto esas teclas como las del alfabeto, pónselo fácil a tu público.
  6. Haz que te recuerden: Destacar entre tu competencia siempre es buena idea.
  7. Investiga: No te quedes con el primer nombre que se te ocurra y suene bien, pruébalo y muéstraselo a amigos y familiares.
  8. Utiliza una buena extensión de dominio: No telimites al .com, abre tu mente.
  9. Protege y construye tu marca: Considera registrar variantes de tu dominio para que tu marca esté a salvo.
  10. Pasa a la acción rápido: Cada día se registran cientos de dominios, no esperes demasiado para evitar que te lo quiten.

7.- Busca referencias de diseño

Ahora que ya tienes claros tus objetivos, sabes quién es tu público y has elegido un buen dominio, seguro que llega el momento de ponerse creativos. Pero todavía tenemos que esperar. Antes de ponernos manos a la obra con las herramientas de diseño, hay que investigar un poco.

Las webs de tus competidores son un buen punto de partida.

Fíjate en lo siguiente:

  • Las tipografías y colores que te gustan.
  • La disposición de los elementos y el diseño general de la página web.
  • El uso que se hace de los vídeos, las imágenes y otros elementos gráficos.
  • El número de páginas que tiene.
  • La cantidad de texto en cada página.
  • La facilidad para navegar.
  • Si está o no optimizada para dispositivos móviles (todas deberían estarlo).

En general, ¿tienen un aspecto limpio? ¿Podrá el usuario final navegar a través de la página  y llevar a cabo la acción que desea? La idea es que te fijes en lo que funciona y en lo que no, para que puedas tomar decisiones de manera informada sobre el diseño de ahora en adelante. Haz una lista de los elementos de diseño que más te han gustado y trata de tenerla a mano para que puedas continuar con el proceso.

Recuerda: Las tendencias cambian rápidamente. Prepárate para volver a darle un nuevo aire a tu web cada cierto tiempo para asegurarte de que cumple con los estándares de la industria.

8.- Checklist de verificación: la planificación de tu web

  • Escribe tus objetivos de negocio.
  • Define tu público.
  • Haz un brainstorming con nombres de dominios.
  • Busca y registra tus dominios.
  • Busca ideas de diseño.
  • Haz una lista con tus favoritos para consultarla a menudo.

Tiempo necesario para planificar  una web: de 1 a 3 horas.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar