Saltar al contenido

Señales de enlace

22/02/2020
Señales de enlace

1.- Introducción

Los enlaces entrantes son la señal de relevancia más ponderada en el algorimo de Google. Simplemente, no puedes hacer SEO sin crear u obtener enlaces relevantes a tu sitio web. Google ve un enlace entrante como un voto de que tu sitio web tiene contenido que vale la pena.

Al principio, el algoritmo de Google consideraba los enlaces como un simple juego de números: el que tuviera más enlaces ganaba. Quedó claro que un punto de vista tan simple no era preciso, por lo que la actualización de Penguin se lanzó a principios de 2012. La actualización ajustó el algoritmo para considerar la relevancia de cada enlace en lugar de simplemente mirar el número total de enlaces.

Ahora es increíblemente importante asegurarse de que estés obteniendo enlaces de fuentes relevantes; debe haber una conexión presente, una razón para que ese sitio se vincule a tu sitio. Ya no se trata de cantidad, la calidad del enlace es mucho más importante.

Cuando analizas el perfil de enlace de tu sitio o buscas oportunidades para nuevos enlaces, puedes evaluar el valor de un enlace al observar estos factores:

La Autoridad del dominio de enlace y la página donde reside el enlace es lo primero que considerar. El texto de anclaje, o el texto real del enlace, también tiene peso. El tipo o la ubicación del enlace, asimismo, son importantes: un enlace followed en el cuerpo principal de una publicación tendrá más valor que un enlace con un atributo nofollow en la sección de comentarios de una publicación de blog.

Piénsalo de esta manera: si es realmente fácil obtener un enlace, probablemante no sea valioso. Si puedes completar un formulario o dejar un comentario en una publicación para obtener un enlace, éste no vale nada realmente. Google desea ver los enlaces que ganas; cuando otro sitio te vincula, simplemente, porque hay algo que vale la pena ver en tu sitio.

También es importante obtener un enlace que lleve tráfico de referencia a tu sitio. Si el sitio que te vincula recibe mucho tráfico y los usuarios están muy comprometidos, entonces es muy probable que un enlace desde ese sitio también genere tráfico de referencia.

Entonces, un enlace ideal proviene de un sitio que recibe mucho tráfico, desde donde los usuarios seguirán el enlace de ese sitio al tuyo. El  otro sitio también debe ser una autoridad, al tener muchos sitios vinculados a él y muchos sitios vinculados a la página específica que te vincula. La página o incluso todo el sitio debe ser de un asunto relevante para tu sitio. El enlace debe aparecer en la parte superior de la página, en el contenido de la página real y, preferiblemente, incluir una palabra clave importante en el texto de anclaje.

2.- Texto de anclaje

El texto de anclaje es el texto de enlace real que los humanos ven en una página, el texto en el que se puede hacer clic, que normalmente está subrayado y en un color diferente. Mirando el código HTML para un enlace, es el texto vivo dentro de la marca del enlace, resaltado aquí en rojo.

Hay cuatro tipos diferentes de texto de anclaje: coincidencia exacta, marca, genérico y naked URL. El texto de anclaje de coincidencia exacta es justamente lo que parece: el texto al que se puede hacer clic es una coincidencia exacta de la palabra clave a la que estás apuntando en la página a la que lleva el enlace. Por ejemplo, si estás optimizando un restaurante en Paiporta (Valencia), es posible que tenga un enlace de un bloguero local que diga que tu restaurante tiene «las mejores cenas en Paiporta».

El texto de anclaje de marca es simplemente el nombre de tu empresa: si ese restaurante que estás optimizando se llama Restaurante Pepito, entonces ese es el texto del anclaje.

El texto genérico de anclaje incluye frases como «haz clic aquí» o «leer más» o «ver sitio web»: el texto genérico no tiene nada que ver con el contenido de la página en la que se encuentra el enlace o la página a la que lleva el enlace.

Las naked URL son el último tipo de texto de anclaje: cuando el enlace muestra la URL real de la página a la que lleva el enlace.

Contrariamente a lo que puedes leer en muchas entradas de blog, no hay un porcentaje óptimo de tipos de texto de anclaje que deben formar tu perfil de enlace. El texto de anclaje de coincidencia exacta, aunque es más poderoso para la construcción de relevancia, es probablemente el más peligroso también: si muchos de tus enlaces incluyen la misma frase de coincidencia, no parecerá natural.

Recuerda que Google es realmente un detector de patrones superavanzado. Si el algoritmo ve que todos tus enlaces, o la gran mayoría de ellos, son exactamente el mismo texto de anclaje, no parecerá natural. Cualquier sitio recibirá orgánicamente enlaces con texto de anclaje genérico, términos de marca o naked URL, por lo que realmente deberías tener una combinación de los tipos de texto de anclaje en tu perfil de enlace.

3.- Enlaces malos

Hemos hablado sobre los elementos que forman un enlace y cómo se determina su valor, por lo que ahora es el momento de hablar sobre los enlaces que debes evitar. Un enlace ‘malo’ puede dañar tu sitio, podría ser una señal de spam o, en casos extremos, puede hacer penalizar tu sitio.

Sobre todo, deberás evitar enlaces pagados. Recueda, Google quiere ver los enlaces que ganaste, y comprar enlaces es una clara violación de ese estándar. Si te atrapan comprando enlaces, lo más probable es que te penalicen.

Si obtienes una cantidad significativa de enlaces de sitios de idiomas extranjeros, pero es un negocio local en España, es otra mala señal. Realmente no hay ninguna razón para que un restaurante en Burgos obtenga enlaces de sitios de Estados Unidos.

También hay que tener cuidado con los enlaces recíprocos. En el pasado, los propietarios de sitios web hacían algo como «intercambio de enlaces», y funcionaba. Pero los enlaces recíprocos son increíblemente fáciles de detectar por Google y, por lo general, se devalúan. Algunos enlaces recíprocos no te harán daño, pero si la mayoría de tus enlaces son recíprocos, quedará claro que no estás obteniendo enlaces porque tengas contenido valioso.

Los enlaces de sitios en ‘barrios malos’ también se consideran enlaces malos. Estos ‘barrios malos’ están formados por un grupo de sitios de una industria cuestionable específica que tienden a enviar muchos enlaces a negocios no relacionados, como casinos en línea, sitios web para adultos o sitios farmacéuticos. Si un sitio parece sombrío, o es de una industria sombría, simplemente evita obtener enlaces de él, a menos que sea un contenido relevante para lo que estás ofreciendo.

Obviamente, deberás evitar obtener enlaces de cualquier sitio que haya sido hackeado.

También deberás evitar obtener enlaces de PBN o redes de blogs. Google penaliza activamente las redes de blogs, ya que existen claramente para manipular el algoritmo.

Todos los enlaces que adquieras de los comentarios o foros de blogs de spam también son malos. No hay ningún valor en los enlaces a tu sitio desde todas las fuentes posibles en las que solo debes completar un formulario. Eso no quiere decir que esa forma de enlaces se deba evitar por completo.

Recuerda: se trata de relevancia cuando hablamos de enlaces. Casi podría decirse que cualquier enlace de un sitio que no esté relacionado de alguna manera con el tuyo es un enlace malo.

Si estás trabajando con un sitio que tiene enlaces cuestionables o malos, es importante analizar la escala del problema. ¿Tienes solo algunos enlaces malos o los enlaces malos representan un gran porcentaje de tu perfil de enlace general? Un pequeño número de enlaces malos no te hará daño, es común que cualquier sitio obtenga algunos, pero si tienes una gran proporción de enlaces malos, estás en riesgo. Google pensará que estás tratando de manipular el algoritmo, lo que probablemente resultará en problemas para tu sitio.

Con las actualizaciones recientes del algoritmo, Google dice que ahora simplemente ignora o evalúa los enlaces malos en lugar de penalizar activamente los sitios. Sin embargo, Google ajusta el algoritmo diariamente, y nunca sabemos qué cambios podrían producirse en el futuro. La mejor estrategia es evitar enlaces cuestionables o evidentemente malos, para que tu perfil de enlace se vea natural y orgánico.

4.- Análisis de enlaces

Cuando inicias el trabajo de SEO en un sitio nuevo, una de las primeras tareas que debes completar es un análisis exhaustivo del perfil de enlace entrante del sitio. Deberás determinar la calidad de los enlaces que apuntan a tu sitio.

Es un proceso manual, pero hay varias herramientas diferentes que te ayudarán a revisar los enlaces. Probablemente hayas oído hablar de Moz y Majestic; son las dos herramientas más populares para extraer perfiles de enlaces. Ahrefs es otro jugador importante en el juego de perfiles de enlaces, y cada una de estas herramientas genera un subconjunto diferente de enlaces.

Estas herramientas son emulaciones de las arañas web de Google: cada herramienta tiene sus propios rastreadores que siguen los enlaces de millones de sitios en Internet. Dado que cada herramienta rastrea las cosas de manera diferente, cada una mostrará una lista de enlaces que son ligeramente diferentes.

SEMrush también tiene una herramienta de análisis de enlaces sólida, y recomendamos usar las cuatro herramientas juntas. Claro, habrá superposición, pero si extraes los enlaces de las cuatro herramientas, puedes pegarlos en una sola hoja de cálculo de Excel y luego eliminar los duplicados de la lista. Tendrás la mejor vista posible de tu perfil de enlace real.

Presta atención a las métricas de cada herramienta para juzgar la calidad del enlace. Moz usa Autoridad de dominio y página. Majestic usa Trust Flow: cada herramienta tiene una métrica diferente. Las métricas se calculan de manera distinta, pero es importante usar l as puntuaciones para determinar la calidad de los distintos enlaces.

Además de extraer y analizar los enlaces para tu propio sitio, también deberás verificar los perfiles de enlace de tus competidores. No solo puedes obtener información valiosa sobre por qué un competidor podría estar superándote, sino que también encontrarás oportunidades para crear enlaces a tu propio sitio.

Ten en cuenta que necesitarás enlaces únicos para ganar, pero perseguir los enlaces de tus competidores es una excelente estrategia de inicio. Si un sitio se vincula con tu competidor, es muy probable que también lo haga contigo. Además, si un competidor tiene enlaces de algunos sitios que no tienes, le ayuda, ya que los enlaces son únicos. Si puedes obtener enlaces de los mismos sitios, ya no son únicos para tu competidor, por lo que no se verán tan valiosos.

5.- Construcción de enlaces

La construcción de enlaces es una de las tareas en curso más importantes en las que trabajarás como parte de cualquier campaña de SEO. Es el proceso de conseguir que otros sitios web se vinculen a tu sitio. Sí, es difícil. Requiere tiempo y mucho esfuerzo, pero recuerda que los enlaces entrantes son la señal de relevancia más ponderada en el algoritmo de Google.

Querrás enlaces editoriales reales, los que obtienes porque tienes contenido valioso e informativo. Otros sitios ven el valor y saben que sus usuarios se beneficiarán, por lo que se vincularán contigo.

La mayoría de las veces, es más difícil que eso: tienes que hacer mucha difusión manual, de modo que otros sitios vean tu contenido y te den ese codiciado enlace.

Definitivamente, deberás evitar cualquier proceso de creación de vínculos o fuentes que te den un enlace malo. Querrás alejarte de:

  • Compra de enlaces
  • PBN o redes de blogs
  • Comunicados de prensa (como táctica de construcción de enlaces)
  • Rotación de artículos/directorios de artículos
  • Spam de foros
  • Spam de comentarios en blogs

Cuando estés listo para iniciar una campaña de creación de enlaces, deberás comenzar con un análisis sólido de tus propios enlaces y los de tus competidores. Identifica oportunidades; luego, considera los activos a tu disposición. Piensa en el contenido que puedes crear, los datos que la empresa tiene disponibles, los productos que vende o incluso las personas que trabajan allí.

A un alto nivel, crearás tu activo de enlaces, asegurándote de que esté bien optimizado. Identificarás sitios que podrían vincularse a ese contenido o personas influyentes que podrían estar interesadas. Entonces, todo se trata de divulgación: debes informar a esos sitios o personas influyentes sobre tu contenido y por qué crees que lo encontrarán interesante o valioso.

Si estás creando enlaces basados en contenido, podrían ser cualquiera de los siguientes:

  • Textos
  • Imágenes
  • Vídeos
  • Infografías
  • Whitepapers
  • Guías

La construcción de enlaces rotos también es una estrategia efectiva. Los sitios cambian y las páginas desaparecen continuamente. Con esta estrategia, estarás buscando páginas autorizadas de alta calidad que tienen enlaces que apuntan a otras páginas que ya no existen, lo que se denomina un enlace roto. Luego, vas y creas una nueva pieza de contenido que responde a la misma pregunta o necesidad. Llegas al sitio web y les haces saber que el enlace en tal o cual página está roto, pero tienes una página nueva que funcionará en su lugar y ya tienes un enlace de alta calidad.

Las menciones sin enlaces son también una valiosa estrategia de construcción de enlaces. Simplemente, busca cualquier sitio en línea que mencione a tu compañía, pero que no enlace a tu sitio. Te comunicas con el sitio web y preguntas amablemente si agregarían un enlace a su sitio para que los usuarios puedan visitarlo. La mayoría de las veces es increíblemente fácil agregar enlaces con este método (asumiendo que tu compañía ya se mencione en otros sitios).

También es importante entender cómo está involucrado el negocio en la comunidad, ya sea con patrocinio local, trabajo de caridad, asociaciones comerciales o clubs, generalmente hay infinidad de oportunidades de creación de enlaces basadas en relaciones que ya existen, o actividades que el negocio ya está haciendo.

Una vez que hayas recopilado tu lista de objetivos y oportunidades, podrás trabajar. Crea el contenido, haz tu difusión, obtén los enlaces. Es un proceso interminable; solo aclara y repite cada pocos meses.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar