Saltar al contenido

Tipos de nombres de dominio | Cómo elegir un nombre

07/05/2019
Tipos de nombres de dominio | Cómo elegir un nombre

1.- Introducción

Un dominio web es el nombre con el que podemos acceder a cualquier página. No siempre han existido los nombres de dominio ni han estado tan al alcance de la mano.

En los orígenes de las páginas web, los usuarios no entraban por nombre de dominios. Se compartían lo que se llamaban IPs. Una IP es una numeración que identifica tu máquina en Internet y consta de hasta 12 números separados por puntos y agrupados de 3 en 3 y con un máximo valor de 255. Por ejemplo, 192.157.1.1.

Si se hubiese quedado ahí, entrar en una página web sería muy tedioso. Por ello se crearon los nombres de dominio. Los primeros nombres de dominio que aparecieron fueron los .edu, .net, .org y .com.

Además, poco a poco cada país fue creando su propio dominio. Ahora existe un listado de ellos realacionados con la localización, como por ejemplo, .es (España), .pt (Portugal) o .fr (Francia).

En el 2014 aparecieron dominios con palabras al final como .shop, .on, .on-line, .me o .app entre otros. Esto ha llevado a que muchas tiendas relacionen ese dominio con su actividad.

2.- ¿De dónde vienen los dominios?

Al principio Internet no se llamaba así, se llamaba ARPANET y estaba creado por ordenadores conectados entre sí.

Antes de que existiesen los dominios, los ordenadores que estaban registrados en la red de ARPANET se reconocían los unos a los otros usando un archivo que estaba ubicado en cada uno de ellos llamado hosts.txt. Dicho fichero se sincronizaba en cada uno de los ordenadores y de esta forma se podía conocer la dirección IP de cada uno de los ordenadores de la red.

El disponer del fichero comentado dentro de cada ordenador que estaba conectado a la red no tenía nada de escalabilidad y era muy poco eficiente. Por ello, se decidió utilizar uno de ellos como concentrador de todas las direcciones.

Al poco tiempo, y debido al éxito que empezó a tener ARPANET, se empezaron a producir errores de sincronización y fue entonces cuando dos ingenieros, Paul Mockpetris y Jon Postel, propusieron crear un sistema de nombres de dominio que administrase el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Este nuevo sistema permitía asociar los nombres a las IP de una forma más sencilla y fácil de sincronizar, a través de los llamados servidores de DNS. Actualmente, dichos servidores devuelven hacia donde apunta cada uno de esos nombres.

Éste fue el inicio de los nombres de dominio, de ahí que apareciesen las extensiones estándar: .com, .net, .gov, .org, .mil y .edu.

2.1.- El origen de los dominios y su propósito

Los dominios se dividen en el nombre y sus siglas de dominio, por lo tanto, hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones se necesita hacer referencia a los mismos, ya sea para hablar de una estrategia de marketing o, por ejemplo, para defender una idea de expansión internacional.

Cuando se habla de tipología de dominios, o para referirse a los mismos, lo más fácil a la hora de enmarcarlos es asociándolos a sus siglas en inglés TLD, las cuales significan «Top-level domain», es decir, dominio de nivel superior, lo que quiere decir que se usan para definir cualquier dominio que no está formado por más de un punto, como por ejemplo el caso de .com, .es o .com.uk.

El caso de los dominios, cuando empezaron a aparecer se agruparon en 4 tipos y se trataban de la siguiente forma:

  • .edu: Se utilizó para las escuelas y universidades. Servía para identificar el patrón de «education» al final del dominio.
  • .net: Se creó para identificar redes complejas, pero enseguida se desvirtuó su uso para cualquier cosa. (Network)
  • .org: Era exclusivo para Organizaciones, preferntemente sin ánimo de lucro, pero igualmente se fue liberando su uso y cualquiera lo puede comprar ahora.

El uso de estos tres tipos de dominio se ha ido modificando a lo largo del tiempo pero el que nunca ha cambiado es el dominio .com.

Los dominios TLD con terminación .com significan «commercial» y son los más buscados. Al identificarse con nombres de empresas ha sido uno de los más comprados y buscados. Hay dominios que han llegado a costar cientos de miles de euros en sus reventas por ser el nombre de algo especial para el nicho en venta.

3.- ¿Cómo elegir un nombre de dominio adecuado?

No es fácil cambiar después de tener en un proyecto web el dominio e incluso puede perjudicar al posicionamiento. Por ello se debe tomar tiempo y tener en cuenta lo que se busca al crear un nombre de dominio.

El nombre tiene que ser fácil de recordar pues los nombres largos o en otros idiomas no siempre dan buenos resultados.

Si se inicia un proyecto web con una empresa ya creada es recomendable optar por usar su nombre con extensión .com o .es si están disponibles ambos.

Otra recomendación es no usar guiones ni números en el dominio peus es algo que ayudará a difundirlo más fácilmente.

Cuando se decide el nombre de dominio pueden suceder varios casos:

  • Que el dominio sea nuevo y nunca usado anteriormente. Esto significa que el nombre estaba disponible y que solamente es necesario registrarlo con alguna empresa proveedora de nombres de dominio.
  • Que sea un dominio caducado de otro usuario. En este caso se debe conocer qué es lo que se ha realizado anteriormente con dicho dominio. Para ello se puede buscar el domino en Google o utilizar herramientas como web.archive.org que muestra capturas de las web de los últimos 20 años.
  • Que el dominio esté ocupado pero se puede probar a comprarlo al actual dueño. En este caso se deberá hacer un trato entre particulares y para ello existen proyectos como sedo.com para la compra-venta entre particulares con total garantía.

4.- Mejor extensión TLD y precios de un dominio

La mejor extensión para un dominio es .com o el dominio del país donde se encuentre el dominio. Los dominios .com son los más fáciles de recordar y a los cuales los usuarios están más acostumbrados, aunque también son los más buscados y ocupados.

Si el nombre de dominio .com está ya ocupado se puede comprar el dominio del país donde se encuentre localizado el negocio. Sin embargo, si el dominio .com está en el mismo país y relacionado con la temática de tu futura web, lo mejor será optar por otro nombre para no confundir a los usuarios y que acaben en la web que no deseas (la de tu futura competencia). Además, si hubiese cualquier problema con el otro dominio podría llegar a afectarte en tu marca o identidad de negocio.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar